Ser dos

Con la soberbia del que no ha sido convocado

irrumpe de nuevo aquella noche

en que la oscuridad

tiñó sus uñas

de púrpura intemperie

y pude leer en tus ojos

la conformidad

en la que se aletargan los corazones sin remedio.

Sería una vileza obviarlo

sabiendo que no lo merecemos

que el hambre que me aborda

me aleja de tí

que quizá todo esto que implica ser dos

finalmente

no deja de serlo en todos los sentidos

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!