Si la vida es el arte del encuentro, Vinicius dixit, qué mejor que encontrarnos con un propósito lúdico y enriquecedor.

Gracias a todos por entrar en La Huella para compartir este espacio de arte e intercambio. Hemos recibido muchas visitas, lo cual nos anima a proseguir persiguiendo la belleza, esa dama libre y escurridiza escondida bajo mil formas. Entre todos iremos estrechando el cerco para atrapar el aroma de sus pasos esquivos.

Os dejo un par de textos nuevos, esperando y agradeciendo vuestros comentarios de antemano. Por cierto, no seáis tímidos, suscribirse es gratis y prometemos no dar la paliza.

¡Salud, letras y amor!