El océano
El océano se recoge
para avanzar,
la espuma se derrama, rota
de salitre sobre la orilla
apenas suena:
un pincel sobre la playa.
Bajo la roca respiras
con el aliento mineral
de la aurora dilatándose.
¿Qué se podría yuxtaponer a este silencio?
Otro murmullo con el timón quebrado
posándose a tus pies,
una mezcla de algas y conchas
en metamorfosis.
Nuevamente se retira el agua
– otra pausa entre pinzas doradas -,
como un soplo a toda espera
una caricia.
Tu mano simple y rotunda
despliega el índice
tras los renglones del mar
y me empuja,
con la piel despierta de un ciego,
al estallido lunar de la marea.

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!