Manos

Palma contra palma
candor de la carne
nos quedamos
hasta que el calor y el hueso
se funden
pareces irte
me entrelazas con los dedos
me racionas
tu fuerza contenida.

Nos separamos
deslizando – no es mas que un roce –
los dorsos olvidados
te retomo
el índice
en los huecos de la muñeca
probando tus resortes.

Me aprietas
el contorno de las uñas
con los ojos de tus yemas
vas ganándome las falanges
picas
entre sus valles con delicadeza
con nervio
con el sudor…

te aferras a mí
soy un puño cubriendo tus pulgares
una tenaza bajo la técnica de tu respiración
te liberas me acometes
me exploras me pellizcas
el intersticio de los nudillos
como si fuera tuyo
vuelvo a tus palmas
como una araña
tamborileando su malla.

Exhalas te dejas me dejas hacer
me haces
consiento me abandono
pulsas las teclas de la piel
con la que toco el mundo
sin tocarte
tu tacto juego infinito
una vez más
puente y morada.

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!